entrevista

Alex Kahuam: "Nunca muevo la cámara sin una motivación"

Por Jonathan Bedoya y Nuria Gallardo

12 de octubre de 2020

Sinopsis

Este cortometraje de 10 minutos cuenta el desafortunado cruce de caminos de un grupo de amigos, que se dirigen a una fiesta de Halloween, con dos hermanos retorcidos. La generación de Instagram y los influencers se verá desprotegida en el mundo maléfico de estos dos hombres.

Hola, Alex. Felicidades por la acogida que ha tenido tu cortometraje “Red Light” en Sitges, supongo que estarás orgulloso.  

 

P: ¿Cómo estás? ¿Habías venido alguna vez a Barcelona y, en concreto a este pueblo costero? 

R: Estoy muy contento de estar aquí la verdad, ¡es un festivalazo! La reacción del sábado estuvo increíble. Ver el corto con la gente y todo es diferente a pasárselo online a colegas. Y a Barcelona sí que había venido, pero hace mucho, 10 años atrás. Fue un tema venir porque me tuve que aislar dos semanas, primero en Barcelona y ya luego vine aquí. En total llevo tres semanas. 

 

P: Cuéntanos, ¿cómo fue el proceso de creación de la historia? ¿Qué querías contar con Red Light? 

R: Todo salió porque hice una película muy independiente hace casi 10 años, cuando todavía no estudiaba cine. De pequeño hacía cortos y cuando cumplí los dieciocho, dije: “quiero hacer una película”. Agarré una cámara con mis amigos y hicimos “Escondida”, sobre unos que se meten con la gente equivocada. Hicimos 77 minutos y la proyectamos en un cine en México, que nos dieron un chance. Vi que a la gente le gustó la historia pero no la ejecución porque estaba muy pobre. Entonces me mudé a los ángeles donde conocí a un productor, que se llama Marco, que le dije que me gustaría estrenar pero en Hollywood. Como yo escribo es muy europeo, pero lo queríamos mezclar con Hollywood. Ese balance es Red Light. Hicimos el corto para presentárselo a estudios, pero nos cayó la pandemia a todos.

Lo que quiero contar desde hace diez años, es en aquel entonces el boom lo vivía Youtube, pero ha evolucionado hasta Instagram. Hay mucha gente que se hace famosa por Internet haciendo tonterías y hay gente con mucho talento que nadie lo espera. Tu vida puede cambiar en cuestión de segundos por alguien que se cree alguien pero que en realidad no lo es.

P: Eso mismo te quería preguntar. En Red Light criticas el mundo de los influencers y las redes, estando estrechamente vinculadas a las generaciones jóvenes. Qué papel tienen las redes en tu día a día, teniendo en cuenta que también eres joven (28 años).

R: Son muy importantes, estoy diariamente ahí. Yo lo uso para promocionar mi trabajo, sobre todo en Instagram. Lo critico, pero lo uso, porque hay mucho a ganar como director. 

 

P: Es como una relación amor-odio…

R: Totalmente, yo lo veo como publicidad gratis. 

 

P: ¿Por qué crees que debía ser ese el título del cortometraje?

R: El concepto es en un sótano rojo, pero en la película todo se detona en un semáforo en rojo. Quería que el concepto empezara en rojo y acabara en rojo, pero esa es una reflexión que se la dejo para la audiencia. 

P: ¿Qué motivos te hicieron escoger a Ted como protagonista? 

R: Fue Marco de Molina quien lo conocía y lo propuso. Yo era muy fan de Ted desde pequeño, además le quedaba muy bien el papel y a él le encantó el guion, tanto que se hizo productor junto con Marco. De hecho, hubiera venido, pero por la pandemia no ha podido. 

 

P: ¿Cómo ves tu carrera en el mundo del cine del terror? ¿Tiene futuro?

R: Es padre el terror, me encanta, porque entretiene y aporta muchas emociones. Te sientes estresado, pero luego te entra la risa…Me veo en el género. Tengo otros proyectos futuros de terror, pero también de otros. Siento que un buen director puede conseguir grandes logros en todas las modalidades, como Hitchcock.

 

P: ¿Cuál crees o querrías que fuera tu sello?

R: A mí me gusta el análisis psicológico de los personajes. La psicología sería en lo que me centro más. En Red Light se explora mucho el personaje de Ted. Juego con la audiencia todo el tiempo mediante la psicología.

 

P: ¿Cómo surgió tu temprana pasión por el cine? Tengo entendido que empezaste a grabar desde que tenías 12 años.

R: De niño todo surgió porque yo soy de la ciudad de México y,con 12 años, en la escuela nos alertaban mucho de los secuestros que había. La maestra nos pidió que tratáramos el tema del secuestro en una cartulina y yo pregunté si podía hacer un video, pero no sabía hacerlos. Agarré a mis amigos para que hicieran de actores, yo hacía de secuestrador. Usamos explosivos para simular los balazos, sangre falsa… Hicimos un corto de 10 minutos. Cuando lo presentamos en clase todos mis compañeros se rieron, pero la profesora se quedó alertada y en shock de lo que habíamos hecho. Yo me enamoré de esa reacción. Conseguimos el 10, pero nos dijo que no lo volviéramos a hacer. De los 12 a los 18 hacía cortos que podéis encontrar en Youtube, donde yo actuaba hasta que en Los Ángeles encontré actores, porque allí sobran… 

En mi familia hay abogados, doctores… soy la única oveja negra que se quiso dedicar al cine. Les encanta, pero no lo entienden, no saben como funciona pero están muy ilusionados de lo que hago y lo que estoy consiguiendo, como venir al Festival de Sitges. 

 

P: ¿Cómo estás sintiendo la acogida de Red Light, ya no solo aquí en Sitges, sino internacionalmente? 

R: Increíble. La idea era que le gustara a la gente, pero la verdad es que están superando las expectativas. Mucha gente me está comentando la metáfora de la luz roja muy entusiasmados y eso me encanta. Me encanta que le pongan atención a los detalles que lanzo, porque todo lo que hago, como los movimientos de cámara, los hago con una intención. Todo lo que hago tiene una motivación. Aquí, en Estados Unidos, también lo vieron en México, Italia… y les está encantando, este recibimiento es lo mejor para un director. Esperamos que siga así.

 

P: Debo decirte que cuando he visto el corto, he querido más al instante. Por suerte ya estás trabajando en el largometraje. ¿Qué nos puedes avanzar? 

R: Está padre que se queden con ganas de más. El próximo año queremos regresar, pero ya con la película, si podemos. No puedo hablar exactamente en qué punto estamos con el largometraje, pero vamos muy bien. También tenemos que tener en cuenta la pandemia sigue en todos lados, también en Hollywood. Si yo pudiera filmar mañana, lo haría sin pensarlo.

 

P: Tendréis que pensar en grabar con mascarillas y las medidas de seguridad…

R: Sí, justo ahora grabé así y fue horrible. Es complicado juntar un equipo grande con un virus de por medio, se pone en riesgo a muchas personas.

Muchísimas gracias por recibirnos Alex, ha sido todo un placer. Te deseamos toda la suerte en la competición. 

RESEñA

BECKY

Por Jonathan Steven Bedoya

12 de octubre de 2020

Becky es un thriller de acción, aunque yo en lo catalogaría más bien como gore, debido a la violencia y secuencias difíciles de ver para los más sensibles. El filme está dirigido por Cary Murnion y Jonathan Milott, quienes ya habían trabajado juntos en otras producciones como “Cooties” (2014) y “Bushwick” (2017).

 

La trama trata sobre Becky (Lulu Wilson), una preadolescente que aún no supera el fallecimiento de su madre, y ve cómo su padre trata de rehacer su vida de nuevo con otra mujer. El padre para tratar de unirlas organiza un fin de semana en una casa en el campo, con la mala suerte de que unos ex convictos neonazis, liderados por el comediante Kevin James (Zooloco, Hitch, Pixels), tiene en esa casa una llave escondida de la cual no queda claro para qué sirve. Esta llave la encuentra Becky, la cual se había escapado de la casa antes de que aparecieran los exconvictos, por lo que estos criminales no encuentran la llave y empiezan a torturar al padre de Becky y su madrastra. 

 

La premisa de la película es simple, pero interesante y la historia está bien ejecutada si quitamos de la ecuación la lógica de una preadolescente enfrentándose a cuatro neonazis. La película tiene unas escenas muy sangrientas y en algunos momentos se me hacen exageradas, quizás por que no te imaginas a una niña realizando ese tipo de cosas. Para mí este aspecto es positivo porque rompe un arquetipo de personajes.

 

En términos generales la película está bien, es una trama sencilla sin muchos giros argumentales, pero bien elaborada. No es precisamente una de las mejores películas del festival, pero si algún día la encuentras por el catálogo de Netflix, HBO o Amazon Prime Video, no dudes en verla.

 

Puntuación 3,5/5

HEBES  MEDIA 2020

Universitat Autònoma de Barcelona

Campus de la UAB, Plaça Cívica, 08193 Bellaterra, Barcelona

Facultat de Ciències de la Comunicació

Segueix-nos!

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now