• Paula Lopez Garcia

Millón y medio de despidos frente 250.000 contratados en sanidad

Actualizado: mar 28

Tras la crisis económica el sector sanitario se vio muy afectado, lo que ha provocado que los profesionales no cuenten con el material necesario


Personal sanitario agradece en la calle los aplausos a su labor (Rubén Mondelo/La razón )


MAR GARCÍA, estudiante de tercero de Periodismo


Tras años de recortes, la sanidad española, pese a ser una de las mejores de Europa, está sufriendo muchísimo, más aún con la actual crisis en la que nos encontramos.

El Covid-19 ha paralizado gran parte del país, y con ello la sanidad y la economía se están viendo gravemente afectadas. Paradójicamente, mientras las empresas y los trabajadores caen, por un lado, otros ámbitos de la sociedad se ven obligados a crecer, como son el caso de los profesionales de la salud.


Las tiendas que no son de primera necesidad se han visto forzadas a cerrar, y con ello muchas empresas han visto necesario realizar recortes en su plantilla. Más de un millón y medio de trabajadores se han visto afectados por un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), y muchos otros por despidos definitivos. La parálisis del normal desarrollo de las ciudades comporta la disminución de pedidos, de compras, la no entrada de turismo, recordemos que es la mayor vía de entrada de ingresos del país, entre muchos otros factores.


Al mismo tiempo, en el sector sanitario, el número de contratados no para de aumentar. Se trata de una crisis sanitaria y ya hay registradas más de 4.000 muertes y 56.000 contagiados, por tanto, los profesionales de la salud son los únicos capaces de parar la epidemia.


El trabajo de los sanitarios está siendo verdaderamente complicado, ya que la falta de recursos hace mucho más difícil su tarea. Durante la anterior crisis económica, el Gobierno y muchas autonomías infligieron recortes en el gasto sanitario que dejaron muy debilitado el Sistema Nacional de Salud (SNS), que aún no se ha visto recuperado. Esto provocó que la mayor parte de contrataciones en el sector de la salud fuesen contrataciones temporales y que los salarios fuesen de los más bajos, teniendo en cuenta los países de nuestro entorno. Todos estos recortes han provocado que la labor de los profesionales sanitarios sea realmente difícil, ya que no disponen de recursos ni del material suficiente para curar a los miles de afectados por el coronavirus.

Ahora, el Gobierno se está viendo obligado a comprar la mayor parte de material que puedan para ofrecérselo al personal sanitario y a los afectados. Inversión que supone más de 200.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, el triple de gasto sanitario habitual. Esta inversión supone el 20% del PIB, cuando la media de inversión de España se encuentra en el 5,9%, mientras que la media europea es del 7,5%.


La situación es tal, que los hospitales van a echar mano de estudiantes y jubilados para poder cubrir las necesidades que existen. Además, las bajas son tantas que las nuevas contrataciones se disparan aún más, según cuentan desde el Sindicato de Enfermeras de Cataluña. Estudiantes que ya hayan hecho el MIR, de cuarto, quinto y sexto de medicina y estudiantes de cuarto de enfermería, ya son aptos para trabajar en el hospital durante esta crisis del coronavirus. De manera que el número de trabajadores está aumentando en los últimos días notablemente. Los datos superan las 25.000 nuevas contrataciones de sanitarios, y los hospitales siguen colapsados.


Está claro que el fin de la crisis sanitaria no supondrá el fin del problema, ya que nos encontraremos inmersos en una gran crisis económica, tras la paralización y el poco desarrollo de las empresas.

12 vistas
HEBES WEB-04.png

HEBES MEDIA 2019

Universitat Autònoma de Barcelona

Qui som

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now