• Laura Hernández Rojas

La crisis económica deriva en la aplicación masiva de ERTES

Los trabajadores pueden llegar a perder hasta el 30% de sus ingresos mensuales



Las empresas comienzan a tomar medidas ante la crisis del Coronavirus Fuente: Las Provincias

Alberto Teruel Delgado- Estudiante de tercero de Periodismo

La crisis sanitaria que estamos viviendo estas últimas semanas a causa del Covid-19 ha derivado en una alerta general. Como es de esperar en una crisis de estas magnitudes, su impacto no solamente ha sido sanitario, y la economía empieza a resentirse. El hecho de que el inicio de la cepa se localizase en China, conocida por ser ‘La fábrica del mundo’, ha puesto en jaque a las grandes compañías, ya que gran parte de los suministros indispensables para la fabricación de productos son originarios del gigante asiático.

Esta crisis está golpeando severamente a las empresas españolas ya que, además de tener escasez de materias primas, el país se encuentra en Estado de alarma. Las empresas, que ven como sus beneficios comienzan a caer en picado debido a esta situación excepcional deben empezar a tomar medidas para paliar los malos resultados y reducir el impacto, y la medida seleccionada ha sido la aplicación masiva de ERTES.

Un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) es un mecanismo legal, regulado en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, que permite a las empresas suspender los contratos de trabajo o reducir las jornadas laborales de manera temporal siempre que estas atraviesen dificultades económicas, técnicas u organizativas.

Esta medida, generalmente originada por un periodo de escasez económica, toma un nuevo matiz con el Coronavirus. Si bien es cierto que hay escasez de materias primas y las empresas están experimentando una bajada de ingresos, la precipitación en la aplicación de ERTES viene motivada por el alto absentismo laboral y el cese total de la actividad declarado por el Gobierno, motivos que se escapan del control de las empresas.

Al estar viviendo un caso de fuerza mayor, los empresarios no tienen por qué consultar ni negociar con los trabajadores sobre la suspensión temporal de la actividad laboral. Los trabajadores, por lo tanto, deben tener claro que sus ingresos van a verse reducidos.

Estos ERTES sirven para dar un respiro a las empresas e intentar paliar el impacto de la crisis, pero el volumen de trabajadores afectados es enorme. Solamente en Cataluña se han presentado 41.555 expedientes temporales, afectando a 342.000 trabajadores.




Evolución de los trabajadores afectados por ERE. Fuente: 5 Días

La tabla aportada por 5 Días nos muestra una realidad catastrófica. Tal como muestran los datos, entre 2014 y 2019 hubo 27.171 empresas que aplicaron 36.141 ajustes temporales a 409.548 trabajadores, casi los mismos que solo en Cataluña y Andalucía en una semana.

Los principales sectores afectados son el automovilístico, el de restauración y el turístico, sectores que acumulan gran parte del volumen de ocupación del Estado. Esto implica que un gran número de personas pasaran a cobrar un 70% de su sueldo, pudiendo generar situaciones de pobreza. Tal como publicó el diario británico The Independent, “esta pandemia dejará a más personas en bancarrota que muertas.

Sin embargo, existen diversas multinacionales que no parecen querer aprovechar esta situación ventajosa que les ha brindado el Gobierno para castigar a sus trabajadores. Recientemente se ha sabido que El Corte Inglés completará al 100% el sueldo de los trabajadores afectados. Esperemos que establezcan precedente.

HEBES WEB-04.png

HEBES MEDIA 2019

Universitat Autònoma de Barcelona

Qui som

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now