• Paula Lopez Garcia

“Estamos desbordados, tenemos tanta faena como en Navidad”

Álex González y María Aguilar, trabajadores de la empresa de mensajería GLS, aseguran tener colapsadas las listas de entregas a causa del aumento de las compras online


Camiones de reparto de la empresa GLS, Barcelona (España), 20 de abril de 2017. (Markepymes)

ANA MONFÀ ARREDONDO, estudiante de tercero de Periodismo


El confinamiento a causa del coronavirus, acompañado del cierre de todos los negocios cuyo servicio no es considerado esencial, ha generado un incremento de las compras online. En consecuencia, los empleados del sector de la mensajería están desbordados. Álex González y María Aguilar, trabajadores de la empresa de reparto GLS, reconocen que está habiendo retrasos importantes en las entregas por el colapso que generan paquetes, en su mayoría, de productos innecesarios que, además, apenas dejan beneficio.

Desde que se decretó el estado de alarma en España las ventas online han crecido un 55% y, en general, el tráfico web ha aumentado un 40%. Las compras a través de internet se han convertido en una práctica habitual en nuestro país ante la posibilidad de contagio por covid-19. Sin embargo, no han sido los productos de primera necesidad los que más han visto incrementada su demanda.

Las listas de entregas se están viendo principalmente afectadas por productos no estrictamente esenciales. Es el caso de los materiales para práctica deportiva; esterillas, bicicletas estáticas, etc, los cuales han visto incrementada su venta online en un 200%. Otros productos estrella están siendo los juegos de mesa, que han aumentado sus ventas en más de un 30%, y los videojuegos.

“Si un juego de mesa lo venden por internet, por decir algo, a 15 euros y los portes de envío son 3 euros, no te importa pagarlos. Si los costes de envío aumentaran en esta situación excepcional, ya que cada pedido a repartir hace que los mensajeros se expongan, la gente se lo pensaría dos veces antes de comprar productos innecesarios”, asegura Álex, repartidor de GLS.

En el sector de la mensajería, empresas como GLS basan sus tarifas en el peso del paquete que se va a enviar. “Estamos desbordados, tenemos tanta faena como en Navidad, y, a pesar de ello, el margen de beneficio que dejan los paquetes es muy bajo”, confirma María, empleada en la sucursal de GLS. “Llega de todo y la mayoría de los paquetes contienen ropa, material deportivo y herramientas para bricolaje”, afirma. En general, se trata de productos de poco peso, por lo que el beneficio que dejan suele ser escaso.


La gran cantidad de mercancía que les llega cada día para repartir ha hecho que se alarguen las listas de entregas. “Hay empresas que necesitan los materiales para poder fabricar y no les llegan por el colapso que existe”, asegura María. Pero no son solo las empresas las que se ven afectadas, sino que también hay personas que necesitan medicamentos que están por llegar. “Tenemos paquetes que vienen de farmacias y que contienen medicinas y, estos, también están tardando en ser repartidos”, lamenta Álex.

Y no es solamente el colapso en las entregas lo que les produce estrés, pues también se han encontrado con clientes que acuden a la oficina para reclamar sus pedidos. “A pesar de que entregamos los paquetes en los domicilios de los clientes, que a su vez deberían estar confinados, la gente viene a la sucursal como si nada. No se dan cuenta de que nos pueden contagiar a nosotros”, dice María, quien además reconoce que algunas personas acuden de malas maneras, sin importarles la situación de excepcionalidad, a quejarse de que los paquetes aún no han llegado.


Sin embargo, su principal preocupación ahora es protegerse de la pandemia. “No puedo desinfectar la furgoneta de reparto cada vez que recojo o dejo un pedido. Hay días que tengo que repartir más de 80 paquetes, no acabaría nunca”, dice Álex. “Aunque tenemos mascarillas, guantes y geles desinfectantes, tocamos muchas cosas y vamos cada día a muchos hogares. Somos conscientes de que en nuestro trabajo es complicado no ponerse en riesgo”, concluye María.

HEBES WEB-04.png

HEBES MEDIA 2019

Universitat Autònoma de Barcelona

Qui som

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now