• Laura Hernández Rojas

Amazon, nuevo virus para China por sus recortes en Europa

Actualizado: mar 28


Los asiáticos copan la mitad de las ventas del portal en el continente


Uno delos camiones de distribución de alimentos de Amazon. CC BC-NY 2.0


Laura Hernández, estudiante de tercero de Periodismo


Amazon, el gigante del comercio electrónico, ha decidido dejar de enviar productos no esenciales a los consumidores europeos en plena pandemia de coronavirus y la decisión ha caído como una losa sobre la cuenta de explotación de miles de empresas chinas. Los vendedores asiáticos son los principales proveedores de Amazon en países como Italia y Francia, los primeros en los que la plataforma ha anunciado la restricción de envíos.

Amazon solo recibirá productos esenciales de sus almacenes en EEUU y en Europa. El objetivo es reservar espacio para productos médicos, domésticos y priorizar temporalmente la entrada de artículos básicos para la salud, el hogar o el cuidado personal.

La decisión supone un mazazo para el retail digital chino, que arrastra un descenso de ventas presenciales en todo el mundo y suma ahora la caída de la facturación en e-comerce. Consciente de la repercusión para las empresas asiáticas, Amazon ha anunciado la medida en primer lugar a los vendedores chinos.


Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon. CC BY 2.0

Estos son los proveedores del 45 por ciento de artículos que Amazon vende en Francia y el 44 por ciento de los que comercializa en Italia, según Marketplace Puls.

En España, las tiendas digitales chinas ya proveen el 52 por ciento de las ventas de Amazon.

La decisión de la compañía compromete su relación con uno de sus principales proveedores y con el único mercado, el chino, que se resiste a su implacable avance. Después de años intentándolo, Amazon no ha logrado hacerse un hueco entre gigantes del e-comerce chino como Alibaba o Pinduoduo, responsables del crecimiento exponencial del comercio electrónico en China.

Pero los esfuerzos de Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon, por hacerse con el mercado asiático no han sido en vano. El gigante del retail virtual ha conseguido que los vendedores chinos lo escojan para exportar sus productos por el mundo frente a portales como Ebay o Apple.



Porcentaje creciente de los vendedores chinos de Amazon en Europa

El binomio formado por las empresas chinas y Amazon se asienta sobre el sistema FBA (Fullfilled by Amazon), que gestiona los envíos de manera integral (almacenamiento, logística, reembolso, devoluciones) y lo hace de manera ágil. Muchas empresas chinas lo prefieren a sus propios circuitos de distribución mundial.

La compañía del norteamericano Jeff Bezos ve ahora como la demanda de productos se ha disparado con los confinamientos. La semana pasada, el gigante anunciaba la contratación de cien mil empleados nuevos en EEUU y en Europa para hacer frente al incremento de pedidos. En España prevé incorporar 1.500 trabajadores. Desde la sede española de la distribuidora online se hacía una llamada a los empleados que temporalmente pierdan su empleo por las restricciones del coronavirus a incorporarse a su plantilla.


Inquietud en Wall Street

El repunte de ventas en el contexto de la pandemia llega después de que Amazon haya visto como sus últimas decisiones empresariales inquietaban a sus accionistas. Las Inversiones acometidas recientemente por el gigante del comercio electrónico en la mejora de procesos y atención al cliente han generado dudas en Wall Street.

Los accionistas de Amazon vieron a finales de 2019 como Amazon cerraba ejercicio con un rendimiento positivo del 23 por ciento, el más bajo de los últimos tres años. Las Inversiones en las entregas rápidas -en un día- y la apuesta por el almacenamiento en la nube, a través de la plataforma AWS, han condicionado el balance económico de la compañía, que tiene ahora en la pandemia del coronavirus una oportunidad para afianzar su posición y calmar a sus socios.


Veto a los precios abusivos

A remolque de la denuncia en los medios



Centro logístico de Amazon. Diario Sur


Tuvo que denunciarlo The New York Times i la revista Wired para que el gigante de las ventas por internet reaccionara. Amazon retiró a principios de mes más de un millón de artículos relacionados con el coronavirus después de una ola de precios abusivos. Para esquivar la política de ventas de la compañía, algunos vendedores habían optado incluso por disparar el coste del envío de manera desorbitada.

Un ejemplo de la especulación asociada a la pandemia es la mascarilla FFP2, que proporciona protección anti viral y anti polen. En Amazon alcanzó el precio de 190 euros el paquete de 10 unidades.

Después de suspender la venta de artículos y eliminar cuentas, Amazon ha emitido un comunicado en el que concreta su estrategia para evitar los abusos. “Amazon siempre ha solicitado a sus vendedores brindar información precisa en las páginas de detalles de los productos. Nosotros eliminamos aquellos que violan nuestras políticas”, ha afirmado la compañía en un comunicado a la agencia Reuters. “Los vendedores externos de Amazon -añade- también deberán cumplir con la política de precios justos de Amazon, que prohíbe establecer precios significativamente más altos que los ofrecidos recientemente dentro y fuera en la plataforma”.

HEBES WEB-04.png

HEBES MEDIA 2019

Universitat Autònoma de Barcelona

Qui som

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now