Clara Basiana, 27

DEPORTE

PERIODO

CIUDAD

Natación Sincronizada

2009-2016

Barcelona

Una ilusión, un sentimiento, un estilo de vida. Eso es lo que ha sido la natación sincronizada para Clara Basiana. Con tan solo 6 años, la joven ex nadadora, empezó en el mundo de la sincrotras acompañar a su madre en múltiples competiciones y despertar sus sentimientos por este deporte. “La pasión por la natación viene de familia”, nos comenta. 

Emocionada, pero decidida, Clara recuerda todo lo que la natación le ha aportada personalmente. “Ha sido duro pero gratificante”, afirma. Ha conseguido un crecimiento personal muy elevado gracias a las altas presiones a las que se ha sometido. Es un deporte de élite muy bestia donde dejas atrás tus propios valores porque compites contra equipos muy potentes donde lidera la rivalidad y la competitividad. Pero, a pesar de todo, este tipo de situaciones te hacen valorar la solidaridad, el apoyo mutuo, el compromiso y el trabajo en equipo. 

Aprendes a dominar situaciones que te llevan al límite, tanto físicamente como mentalmente. Entrenamientos de 10 horas diarias durante los 7 días de la semana, competiciones delante de millones de personas o máximas exigencias en un entrenamiento. No hay margen de error, no les puedes fallar. Duros golpes que te sirven para superar los retos del día a día. 

“Llevo más de 10 años en el equipo –del 2009 al 2016– y he obtenido más de 50 medallas, pero mi mejor medalla es toda la gente que me llevo”nos dice Clara. Durante mi carrera profesional como nadadora destacaría, entre otros, el bronce olímpico de Londres en 2012, el oro de campeonas del mundo en Roma el 2009 y el oro europeo en Eindhoven el 2012.

"Mi mejor medalla es la gente que me llevo"

Uno de los instantes más duros de su carrera profesional como nadadora fue no clasificarse para los juegos olímpicos de Río de Janeiro en el año 2016. Rabia, emoción e impotencia invadieron a Clara. A pesar de ello, el sentimiento de orgullo por el esfuerzo de meses y meses pesaba más que la derrota. Aprendió a encontrar magia donde aparentemente sólo había dolor y la oportunidad de fortalecer el espíritu de lucha y el crecimiento personal.

 

En cuanto a las federaciones, sí que dan una pequeña parte de dinero para que las nadadoras puedan pagarse la carrera. Pero, Clara, nos comenta que más que las propias federaciones, poder compaginar la carrera universitaria con la natación recae más sobre las entrenadoras y las dinámicas de entrenamiento. Deberían permitir ir a las nadadoras a clase ya que entrenando 10 horas al día es imposible. Para ello, tienes que hacer acuerdos con tu entrenadora para poder ir a clase, yo iba 1 día a la semana y me valoré si estaba en un momento deportivo tan importante como para dejar mis estudiosdiscute la joven. Los estudios son imprescindibles y llega un momento que tienes que plantearte si dejas de formarte para dedicarte profesionalmente a ese deporte. Debes saber cuáles son tus prioridades. 

Dejó el equipo de natación sincronizada porque mi ilusión se fue apagando poco a poco desde que no nos clasificamos para los juegos de Río. En el caso de que continuara en el equipo estaría jugando con los sentimientos de otras nadadoras, compañeras, entrenadoras y amigas. La joven se siente vacía por dentro con este deporte y tiene ganas de volver a sentir esa emoción y encontrar nuevos retos. La vida está llena de nuevos proyectos y siente que la vida le presentará nuevas oportunidades para volverse a sentir llena. 

"No es un adiós para siempre, es una transición de nuestra vida. Pasamos de nadadoras profesionales a un nuevo estado que por ahora desconocemos, pero, sea lo que sea, tenemos pensado miedos en ellos la misma ilusión que hemos puesto hasta la fecha con la sincronizada" y, así, se despide Clara Basiana, emocionada.

HEBES WEB-04.png

HEBES MEDIA 2019

Universitat Autònoma de Barcelona

Qui som

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now